martes, 21 de febrero de 2017

Bauman (síntesis mediocre)


 Las dudas inundan mi dormitorio,
de día a noche,
de muerte ínfima
a vida transeúnte del anonimato.
Dónde ha quedado ella.
Nos hemos vuelto endríagos,
fanáticos de lo efímero,
de lo pernoctante.
Nos hemos sumido
todos
en el profundo antónimo
de la felicidad,
y no nos hemos percatado
de su falsa eficacia.
Andamos vidas cortas,
luchamos para estar en paz
a la hora de la cena
y morimos bajo un arcoiris
de niebla atemorizada.
Y con la vanidad de nuestra
entrepierna
lo denominamos, sin menor dilación ,
placer.
El universo se mantiene con la presión
de nuestra falsedad
y todos somos inútiles partícipes.
Pusilánimes dedos controlan
nuestro destino.
No sólo miran nuestros ojos
con buen lustre,
sino que se hace grande
nuestra morbosidad
y reventamos nuestra inhumana mente
en un aterrador
clímax.
¿En qué momento se volvieron cortos
el tiempo divino
y el pesimismo de los poetas?
¿En qué momento se hizo
erógena
la manía de morir?
Quizás haga falta una guillotina
para darnos cuenta de lo que
vale el tiempo.

Publicado por:*: Hedoné

Web Site(tu Blog): https://hedonepoesia.wixsite.com/hedonepoesia



Follow @emfteam on Twitter:
https://twitter.com/intent/follow?original_referer=https%3A%2F%2Fabout.twitter.com%2Fresources%2Fbuttons&region=follow_link&screen_name=emfteam&tw_p=followbutton&variant=2.0
| Facebook: https://www.facebook.com/emailmeform
Powered by EmailMeForm http://www.emailmeform.com/




1 comentario:

  1. El pensamiento trágico lo inundó todo y dejo muchos cadaveres por el camino creo que el instante fué su respuesta ... inquietante poema el tuyo, iquietante y tremendo...Gracias

    ResponderEliminar